…yo no me arrastro, PUEDO VOLAR!

Dedicamos integramente esta edición 22 del Río de Heráclito al Señor Chester Swann quien se acaba de recuperar de un beso de la pálida dama… (Chester cuando aprenderás que esa mujer no te conviene…)

“ITAIPÚ: Una pregunta definitoria a Itamaraty y al pueblo del Brasil” y “CARTA ABIERTA AL CIUDADANO FERNANDO ARMINDO LUGO MÉNDEZ”.

Además el clip realizado por Enrique Collar sobre el tema “Despertando” de Chester e imágenes del mítico “Yo no me arrastro, puedo volar”.Que lo disfruten.

Todo lo demás sobra, Chester no se arrastra… sabe volar!

ITAIPÚ: Una pregunta definitoria a Itamaraty y al pueblo del Brasil – Carta ciudadana desde el Paraguay

Ensaya una mayéutica socrática de entrecasa: Chester Swann.


El temor, infundado e infundido, de Itamaraty y la “Inteligencia” del estado de que Lugo ha hecho supuestos contactos con los sintierras del Brasil a fin de presionar para la renegociación del injusto y asimétrico tratado binacional, trae a mi mente e imaginación algunas preguntas claves que debería dirigirlas a todo el pueblo del Brasil, si tuviera medios para ello.  Pero sobre todo, una pregunta clave que podría motivar un referéndum popular.

Es evidente que Lula, quien se valió del voto de los sintierras para catapultarse a la arena política, ahora los teme como si estuvieran por pasarle alguna factura de ésas.

Pero en realidad, tras la recuperación de la democracia directa y la abominación de las dictaduras impuestas por el State Department y el Pentágono, hay que refrescar memorias amnésicas.  No sólo en el Paraguay, sino en toda América del Sur, pletórica de tratados leoninos y pactos asimétricos entre tiburones y sardinas.

Pero esta vez, me ocuparé del Brasil y los generales golpistas de 1964, que inspiraran el “Brasil: Nunca mais!”, un documento que memora las injusticias, las desapariciones y asesinatos de esa nefasta era, con su Acta Institucional Nº 5 (AI-5); que, casualmente, con-sumó: Emilio Garrastazú Médici con su par Alfredo Stroessner en el inicuo tratado.  Bi-nacional en las responsabilidades, deudas y costes; pero mononacional en el reparto de los megawatts y beneficios.

Pregunto a Itamaraty, y por ende al pueblo del Brasil: si reconocen, aceptan y legitiman a su reciente dictadura de generales golpistas, y reivindican gloriosamente sus actos institucionales, en esta era democrática y revisionista sin espadones mesiánicos.

Si la respuesta del Brasil es “sí”, es evidente que no hay nada más que discutir.  Significaría que los generales aquéllos hicieron lo correcto; que sembraron el orden con semillas de violencia y algunos cadáveres disidentes, pero fomentaron el progreso, tal reza el lema de su bandera.  El tratado no se discute y punto.  Entonces, el “Nunca mais!” ya esta de más.

Será mejor declarar foja cero, anexarnos al Brasil como estado asociado, a poco del bicentenario de nuestra independencia de España y compartir los beneficios ya como parte de ellos.  Si la respuesta es “no”, entonces deberían responder por qué los actos de la dictadura militar son ilegítimos y condenables… pero el tratado sigue tan campante como Johnnie Walker. Sencillo.  Canese, Hamed, Lugo y su boa constrictora llamada “primer anillo” deben explicar al Brasil, especialmente a su pueblo, incluidos los sem-terra, los actos ilegítimos cometidos por Garrastazú Médidi y Stroessner, en abuso de sus facultades de facto.   Nada de recurrir a tribunales internacionales, que son tan ineficaces como la ONU y sin poder vinculante en sus sentencias.  Remember Israel.

Deben persuadir a los brasileños, Itamaraty incluido, que no hacemos más que solicitar la revisión de actos ilegítimos e ilegales de dos tiranías perimidas y nada más.  Lo demás vendrá por añadiduras, incluso pese al desdén de Itamaraty por la renegociación.  El propio pueblo del Brasil hará presión por un acto de justicia histórica.

Ahora sí, el Brasil tiene la potestad de responder sí o no a la pregunta de más arriba, y si se allanan por el sí, pues comencemos a negociar, que nunca es tarde para reparar injusticias y que el pueblo del Brasil decida soberanamente.

Lo que temo, por parte de la proverbial perfidia y ambigüedad de Itamaraty, es que obliguen al pueblo a responder mediáticamente a lo IBOPE: ão melhor; quizás; pode ser; não sei bem, ns/nr.   En tal caso, la cosa irá a calendas griegas sin remedio; no nos quedará otra que pagar una deuda ajena (“Pacta sunt servanda, et væ victis”) y seguir consintiendo mansamente en el despojo de nuestra riqueza natural… hasta el 2023, en que de seguro ten-dremos que prorrogar el tratado (vía sobornos) por otros cincuenta años más.  ¡Aprendan a negociar, señores diplomáticos paraguayos!  ¡Aprendan portugués y latín de jurisprudencia internacional; o renuncien de una buena vez por el bien del país!

De nada.

Luque, 11 de enero de 2009

CARTA ABIERTA AL CIUDADANO

FERNANDO ARMINDO LUGO MÉNDEZ

Luque, Paraguay, diciembre 13 de 2009

Estimado Sr. Presidente:

Hace tiempo deseaba comunicarme con Ud. prescindiendo de formalidades y ceremonias inútiles como instrumento para sordos; pero es casi imposible a causa de la terrible, onerosa e inepta burocracia que lo rodea —llámese primer anillo o boa constrictora, que para el caso da lo mismo— y sus constantes viajes a cualquier parte, pagados por nosotros los contribuyentes.  Por ello, hago llegar a Ud. estas líneas en la esperanza de que recapacite y cumpla la palabra empeñada al pueblo paraguayo que —con más bronca que alegría— desplazó a un gobierno impresentable que buscaba (y sigue buscando) perpetuarse por los siglos de los siglos.

Ud. solía comentar durante la campaña, acerca de unos adolescentes que le rogaron que no mienta al pueblo, y cuando lo escuché a Ud. daba la impresión de transfigurarse. ¿Recuerda?  Bueno, si lo olvidó será bueno refrescarle la memoria.  Yo, en mi calidad de ciudadano independiente, pensante y a título personal, decidí apoyar su postulación.  No por ser Ud. obispo, católico y cristiano, que las cosas ésas me resbalan y prefiero el racionalismo a las supersticiones.

Lo apoyé porque Ud. escuchaba con atención (o simulaba hacerlo) a quienes exponían los problemas sociales… y porque deseaba el fin de la hegemonía colorada.  Nada más.  También por haber conocido personalmente a su tío Epifanio Méndez (en 1953, creo) y conocedor de la integridad de alguien que fue músico, poeta e intelectual honesto, calculé que Ud. no deshonraría su trayectoria que lo llevó a morir exiliado por sus convicciones.

Por eso lo apoyé, casi desde las sombras y hasta hice amigos en su movimiento Tekojoja donde colaboré en lo poco que pude aportar en las mesas de trabajo y análisis de la problemática social.  Tal vez me equivoqué entonces, pero lo hice de buena fe.  Ahora, tras más de un año y centenares de desaciertos, intento llamarle la atención para recordarle sus propuestas de cambio.  Creo que debiera Ud. ver y oír lo grabado y filmado en sus recorridas por el país y los Ñemonguetáguazu en los que recogió y aglutinó esperanzas que ahora van diluyéndose aceleradamente.

Creo que aún tiene tiempo de rever y repensar sus actitudes.  Creo que le queda algún tiempo para deshacerse de esos lastres que lleva encima —incluidos ciertos personajes que Ud. cree colaboradores, pero que colaboran para perjudicar su ya desgastada imagen—, de los escombros colorados de la función pública, que aún no se fueron del todo y siguen corrompiendo lo que resta del saco y la rapiña de gobiernos anteriores.  Y Ud. sabe a quiénes me refiero.  Lo sabe perfectamente, e incluso siguen ahí a pesar nuestro, repitiendo los viejos vicios de la pérfida politiquería criolla.

Este país, al que no creo enamorado del infortunio, no se merece más de lo mismo o peor aún.  Este país merece estímulos y alicientes, seguridad jurídica y progreso cultural.  ¿Qué les está dando u ofreciendo Ud. a mis compatriotas, que también son los suyos?  Es evidente que los problemas lo están rebasando y Ud. no comprende aún en que trampa está metido con sus amigos masones (no me consta que Ud. lo sea, pero su hermano Pompeyo sí lo es: pero igual Ud. se comporta como si lo fuera) que comparten farras y travesuras.

Ud. sabe, o debería saber, que para la gente común es Ud. quien tiene el timón del país y el poder, aunque no fuese absoluto.  Todos esperan más firmeza y decisión de su parte.  No defraude a sus electores que le confiaron sus esperanzas; ni a los niños que necesitan salud y educación que les permita ser buenos ciudadanos.  No defraude a quienes esperan que derrote a la corrupción y a los traidores que vendieron el país y su futuro por las treinta monedas.

No permita Ud. que la historia lo describa como a un corrupto más de los que pasaron sin pena ni gloria por el trono de los López.  O peor aun, que lo ignore como si fuese una pared de vidrio.  Es todo cuanto puedo decirle… por ahora.  Recapacite y piénselo.  Nuestra paciencia se está agotando de tanto apurar el cáliz hasta las heces sin ver la luz al final del túnel.

Atentamente


VIDEO CLIP DESPERTANDO DE CHESTER SWANN

AULA – TALLLER DE DERECHOS HUMANOS POR MEDIO DE LA LITERATURA PARAGUAYA

“Los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna. Estos derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles.”[1]

La Literatura Paraguaya ha dado cuenta de  ellos desde sus hitos fundacionales mismos con los textos de Juan de la Cruz Ayala, Viriato Díaz-Perez y Rafael Barret. En la noche estronista “Ojo por Diente” de Rubén Bareiro, “Los Innombrables” de Elvio Romero o “Yo, el Supremo” de Augusto Roa Bastos, son textos literarios que describieron la situación de violencia contra los derechos del hombre y la mujer que se vivía en la República del Paraguay.

Así se puede decir, que la Literatura Paraguaya ha abrazado desde su fundación misma la defensa de los valores consagrados en la Declaración Universal de los Derechos del Hombre. Esta es la razón a partir de la cual surge el AULA TALLER DE EDUCACIÓN EN DERECHOS HUMANOS POR MEDIO DE LA LITERATURA PARAGUAYA. Un aula que tendrá como objetivos los siguientes:

  • Promover el conocimiento, aprendizaje y difusión de los Derechos Humanos, aprovechando las capacidades y habilidades literarias que puedan tener jóvenes y adultos, por medio de un Aula-Taller enmarcada en la Educación para el Tiempo Libre Dirigido, que arroje al final de la práctica un producto último que sirva de promotor tanto de los DD.HH., como de experiencias semejantes en otras comunidades de nuestra sociedad.
  • Desarrollo de un Blog del Aula Taller para la promoción de nuevos escritores/as que asistan al Aula-Taller.
  • Analizar la Literatura Paraguaya desde un enfoque de Derechos Humanos.

Este Aula-Taller, se desarrollará en la Biblioteca del Centro Cultural de España, Juan de Salazar, lo días Jueves de 19 a 21 hs; a partir del 18 de Febrero hasta el 10 de Junio de este año. Organizada por Coplanea (Comunidad y Planeamiento), será facilitada por los escritores y sociólogos Víctor-Jacinto Flecha[2] y Miguel Ángel Méndez.

La  Inscripción será Gratuita hasta 15 Personas. Y solo son requisitos para inscribirse y participar del taller: tener habilidades, capacidades y/o inquietudes para la lectura y/o escritura de textos literarios (poesías, cuentos); estar interesada/o en los Derechos Humanos y su vinculación con la Literatura Paraguaya, tener entre 15 y 50 años.

Las consultas e inscripciones se pueden realizar en la secretaría del Centro Cultural de España Juan de Salazar (Teléfono: 44 99 21) en horarios de oficina hasta el Jueves 19, inclusive; o al mail coplanea@rieder.net.py


[1] NACIONES UNIDAS. Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

[2] Miembro de la Comisión Verdad y Justicia.


YO NO ME ARRASTRO, PUEDO VOLAR!

ARTISTAS EN LA ASTRONOMÍA – CHESTER SWANN

por Miguel Volpe

fuente: http://www.cpia.org

Dentro de una amplia gama de creatividades, Chester se dedica a pintar “paisajes astronómicos” tanto reales como ficticios y futuristas. Vive en la ciudad de Luque, donde realiza sus múltiples actividades artísticas. Incursiona en la pintura, la música, la cerámica y otras artes.

Al conversar con él, uno siente estar fente a una persona diferente, por sus salidas chispeantes, su gran memoria y por muchas cosas más.

Sobre qué lo impulsó a pintar escenas celestes nos dice: Las primeras ilustraciones sobre el tema, que he visto, corresponden a la segunda mitad de la década del cincuenta y primera del sesenta, en revistas, libros, y en dibujos de tapas de novelas. Me interesó y me encaminé a comprender los puntos esenciales. Desde entonces los pinté.

Chester Swann

Chester Swann consultando a sus musas.

La primera serie de cuadros los denominé «Astra 2001», los preparé para exponerlos en una galería y algunos de ellos los expuse en la Facultad de Ingeniería, coincidiendo con una conferencia sobre «Partículas, Elementos y Origen del Universo». Hice uso de modelos como los del primer ilustrador de la NASA Chesley Bonestell, que realmente me impactaron.

Ha pintado, entre murales particulares y cuadros, unas 40 obras — me quedan 20 cuadros, regalé unos 4 y los demás los vendí — el primer mural con paisajes lunares, con el motivo de la llegada del Hombre a la Luna, lo hizo para una familia de Asunción.

El cuadro que más satisfacciones me causó es el «E pur si muove» en homenaje a Galileo, es una vista general del universo con sus luminarias, cuerpos errantes y ‘fijos’, tratando de respetar la idea de Galileo, donde el equilibrio del cosmos es dinámico, el de los cuerpos en movimiento sincronizado, y no estático como el de la balanza.

Su último cuadro, también sobre tela y con acrílico, es un tríptico —con módulos cuadrados de un metro de lado— llamado «Más Allá», una descripción de los restos de un planeta a punto de desaparecer, girando alrededor de una estrella neutrónica.

¿Qué sentimiento te produce pintar cuadors astronómicos? Yo no vivo de la pintura, pues no soy artista plástico, me considero un ilustrador gráfico. Pero el tema me apasiona, pues con ello se ve la grandeza de la Creación, la pequeñez del ser humano y su participación en ella.

Chester es además el autor de algunas de las tiras cómicas que salían publicadas en la Revista Astrocosas del Club de Astrofísica del Paraguay.

CHESTER EN LA WEB







Anuncios

~ por Editorial Ombligo del Mundo en 6 febrero 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: