GUILLERMO Y CATALINA ¡LARGO PLANEO AL REY!

Para tod@s aquell@s que piensan que el Río de Heráclito solo se dedica a “densidades sociales” acá va esta edición (64) frívola del Río, en la cual nos hacemos partícipe del evento que en la semana  que pasó “conmovió” al mundo, la Boda Real (¿todas la otras bodas son de gua’u?) de Guillermo y Catalina por medio de un artículo del sociólogo y periodista alemán Bernd Graff del diario bavaro SUEDDEUTSHCE “GUILLERMO Y CATALINA ¡LARGO PLANEO AL REY! Traducido por Caroline Schmidt para este Río.

Completa esta edición un video de El (otro) Canal donde el historiador norteamericano Richard Alan White derriba algunos mitos sobre el Dr. Gaspar Rodríguez de Francia, él mismo forma parte de la colección de videos de este Río y de El (otro) Canal a ser difundidos por el mes del Bicentenario. Que se diviertan.

GUILLERMO Y CATALINA ¡LARGO PLANEO AL REY!

por Bernd Graff

Fuente:

http://www.sueddeutsche.de/leben/william-und-kate-lang-schwebe-der-koenig-1.1090276-2

Traducido por Caroline Schmidt

Según un cálculo aproximado cada adulto en este planeta ha sido testigo hoy como Kate le dice a su William “Sí, quiero”. Y ¡qué grandiosa se veía ella y sus joyas! El mundo acaso no tenía algo mejor que hacer, ¿que querer ser partícipe de eso? No. Pues todos deseamos ser engañados.

Si hoy día, cualquier Katie del mundo le hubiera dado el sí a su Willi, lo que no sería excepcional un viernes, entonces este evento le hubiera importado poco o nada a muchas personas, salvo a Katie y a Willi. Quizás también a sus familias y hasta ahí.

Pero en nuestro caso, se casan la burguesa Kate Middleton y el sangre azul William Mountbatten-Windsor, el actual número dos sucesor al trono inglés. Hace ocho años ambos son pareja. Eso está bien. Se ven felices en las fotos de casamiento. Se los ve un poco acartonados, pero eso también está bien.

La madre de  William, la difunta, con brillo sobrenatural, Diana, era la divorciada del actual número uno sucesor al trono inglés. Charles, es ese con las orejas grandes, pero está casado nuevamente. El príncipe es para los ingleses, algo así como los del Schalke 04 para los alemanes. Nunca será campeón, es decir rey. Pues hace aproximadamente sesenta años rige sobre el clan, la abuela del novio, la reina de hierro, que por cierto, en sus apariciones públicas podría ser reemplazada sin problemas por una figura de cera  del gabinete de Madame Tussauds. Sobrelleva la vida de reina con un solo rostro, como se diría en el mundo del espectáculo, y ayuda con sus sombreros divertidos, siempre combinados con la bolsa. La abuela tuvo también una mamá, que bebía un poco y que cumplió más de 100 años – probablemente por ese detalle.

¿Qué se sabe de la realeza británica? Nada o muy poco. Fotos existen en masas, una cantidad de ellas en tazas y almohadones. Tuvieron muchos divorcios, también infidelidades: inclusive uno de estos reyes abdicó al trono, porque quería casarse con una divorciada. Este se llamaba Edward, tuvo que ir prácticamente al exilio parisino y por ese motivo solo podía volver a la isla con invitación. Pero eso fue hace mucho tiempo, antes de la guerra grande.

¿No tienen nada mejor que hacer?

¿Qué más sabemos acerca de esta familia? Muy poco – nada. Y, sin embargo, la ceremonia de boda en la Abadía de Westminster y el canto y el baile posterior se calcula fue vista por -unos 2,5 millones de personas que se  conectaron  por la cobertura en directo en red y en la televisión. 2,5 millones de personas, un tercio de la población mundial – de todas las edades, desde recién nacidos hasta  ancianos. Así es – aproximadamente – cada sujeto adulto en este planeta de alguna manera ha notado cómo Katie le dio el “Sí, quiero” a Willi. Y ¡cómo se veía estupenda y sus joyas!

¡Adultos de este mundo! ¿No tuvieron mejor cosa que hacer? Pero ahora, ¡por favor, vuelvan a casa! No había realmente nada que ver. Aparte de Pompa y Circunstancias: vestido, anillo, flores y árboles en la iglesia.

Sí, Katie se veía bien, Willi como roja mezcla de su padre y madre.. Él se parecía a un mayordomo de la ceremonia en rojo. Entonces, ¿qué? Ellos no van a salvar el mundo, resolver los problemas de su país y ni aún fundar una secta. Ni siquiera ahora. Por lo tanto, todavía no hay motivos para preocuparse por los dos, más de lo que uno se preocupa por los bien logrados  hijos de los vecinos.

William y Kate. La Realeza – Disneyworld de verdad

No hay ninguna razón, sin embargo, pero la hay: Son de la realeza los que se casaron aquí. Y la Realeza es Disneyworld auténtica. Un clan, como los Kennedy, pero con corona. No son representantes del gobierno, no son poderosos, ni toman las decisiones. Carlos, el de las orejas grandes, puede querer las granjas de coles acariciadas con la mano, totalmente orgánico, pero no es un hombre de negocios, no un agricultor. Es un como-si fuera- empresario. El trabajo de la realeza consiste, en ser solo realeza para el público. Por lo tanto, no humano. O tan humano como la gente es en los cuentos de hadas . La Realeza no tiene que ir al baño.

¡Corre, corre, vamos al palacio! Flotando sobre el velo de lo irreal: el príncipe Guillermo lleva a su novia Catalina lejos de la realidad hacia un mundo nuevo.

La Realeza no tiene que ver con la realidad de este planeta y con sus acuciantes problemas, nada. Son  seres fuera del tiempo, que viven al mismo tiempo que nosotros. En realidad son personajes ficticios. En otras palabras, son la proyección perfecta de la nostalgia de una vida libre de coerción, por los viejos tiempos, cuando alguna vez tuvieron poder.

El historiador Ernst Kantorowicz muestra en su libro Los dos cuerpos del rey que, desde la Edad Media la figura del rey se divide en dos: una en el mortal cuerpo natural, que todos tenemos. Y otra en un cuerpo metafísico, casi inmortal de poder, al que se rinde homenaje, que es ungido y vestido con los rituales más complicados. Es como con Luis XIV de Francia. Vivió y fue tratado como si estuviera alejado de la realidad. Y lo fue entonces: se lo llamaba el Rey Sol.

Incluso el cuento de hadas El traje nuevo del emperador juega con esta duplicación. Si bien todos los sujetos del reino no deseaban ver el cuerpo desnudo real,  sino solo el poder andante,  el niño ingenuo, tan incorruptible nota que el rey se pasea desnudo,  el hombre rey sin nada. Los reyes de por sí son Superhombres.

Para mantener esta aura, la reina mantiene un rostro inmóvil durante 60 años. La reina es representante, como ser humano ha internalizado esta tarea. Ya que, el Imperio Británico fue una vez el más poderoso del mundo. El legado aún tira de las comisuras de los labios – no es de extrañar, ya que en cierto sentido proviene de la  edad de piedra de la civilización.

Cuerpo real con sentimiento

Así que cuando Guillermo se casó con  Kate, también la besó por segundos, resuena en la memoria emocional colectiva dos cosas: En primer lugar, una vez más, el cuerpo del rey posee sentimientos, el rostro petrificado del representante adquiere por un momento breve  rasgos humanos. Y eso produce – si se lo quiere decir así- un hormigueo de lo frívolo. Cierra los ojos y piensa en Inglaterra!

En segundo lugar, los besos de Kate tienen un precio alto. Es posible gracias a una panacea fabulosa, una vida por demás agradable, un ser VIP-estrella del pop-, que en ese día se muestran en forma de joyas, carruajes y vestido de novia, lo que tiene y puede. Kate y Guillermo son los representantes en este día de  la posible felicidad terrenal.

Así que aquí está un cuento de hadas hecho realidad, y sin embargo, no. No habla de un emperador desnudo, por el contrario, habla de un rey arrullado por desbordamiento de  riqueza. Y además, de alguna manera ambos se ven bien.

Así que lo que la humanidad vivió y desea seguir viviendo  con la boda de   Kate-William- es una fantasía colectiva hecha realidad. Representa la esperanza de una existencia sin peso,  exitosa. Esto es, por supuesto, toda una  mentira, y querer creerla tampoco es muy maduro. Tampoco lo debe ser. Pero tan irreal como el cuerpo del rey,  son las fantasías de interés y la participación en esta ceremonia. Kate y Guillermo se casan de esta forma en 2.5 mil millones de formas distintas.

Lo que uno cree entonces saber de la realeza, seguirá siendo un rumor muy querido y amargo. Y así ocurrió que en el mismo día de la boda fuimos engañados por Kate. Pero nosotros, el mundo, no lo quizo de manera diferente.

VIDEO DE RICHARD ALAN WHITE

El historiador norteamericano Richard Alan White derriba los mitos que rodean al Dr. Gaspar Rodríguez de Francia. Material grabado en ocasión de la visita del historiador a nuestro país el pasao primero de Marzo

Anuncios

~ por Editorial Ombligo del Mundo en 30 abril 2011.

2 comentarios to “GUILLERMO Y CATALINA ¡LARGO PLANEO AL REY!”

  1. dos motivos de su exito: el tedio de los mas-media y especialmente ke los del tercer mundo envidian y añoran vivir tal pompa de despilfarro y malgasto de guita por una pareja que perpetuará un estamento de bestias rubias chuchis casi en extinción, familia real hoy es (y ayer) perfectamente ociosos y parasitos, no hacer nada, gastar guita ke sale del tesoro del gobierno ke se lo saka a su vez -traves de altos impuestos- a los cciudadanos de estos ultra paises neoliberales…es bello!ojala algun dia paraguay tenga su klan totemiko de ociosos y parasitos!!:)

  2. Quisiera volver a contar con Richard Alan White, con quien perdi contacto hace tiempo. Gracias!
    mirtha.ayala@hotmail.fr

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: