El inevitable negro al que volvemos

En esta edición 73 del Río de Heráclito va: El inevitable negro al que volvemos. Amy Winehause: la letal encrucijada de los 27 años en la ruta del Rock and Roll. Por Eulo García. Completa esta edición un clip de Amy. Simplemente nos dijimos adiós, he muerto cien veces, tu vuelves a ella, y yo vuelvo a la oscuridad.(Back to black.)

El inevitable negro al que volvemos

Amy Winehause: la letal encrucijada de los 27 años en la ruta del Rock and Roll.

Por Eulo García. Fuente: http://www.ea.com.py

Es que la senda iniciada en 1938 por el mítico bluesman Robert Johnson (muerto a los 27 años en circunstancias nunca definidas) sigue teniendo paradas luminosas en la ruta del rock and roll. Más que destino, pareciera ser una letal encrucijada en la que todas sus posibilidades guardan una lágrima seca en el rostro negro de la noche.

Setenta años después de la desaparición del blusero, en febrero de 2008, la joven cantante británica – que por entonces contaba aún con 24 años – arrasaba con cinco premios Grammy y se convertía en la nueva reina del Soul, el Jazz y el Rythm & Blues, de los escándalos y de los excesos. Su segundo disco, llamado honestamente Back to black, era la nueva joya de la música y de la industria, y Amy empezó a ser cada vez más el blanco perfecto para la procreación del monstruo. En aquel tiempo ya parecía ser cuestión de tiempo nomás.

Ese mismo año, el mismísimo Keith Richards, en una entrevista concedida al periódico británico The Guardian, aconsejaba a la querida Winehouse manejar el tiempo del consumo y el trabajo porque cuando éstos se mezclan es señal de que algo feo está pasando con uno. Y no fue una careteada de doble moral, de esas acostumbradas cuando la fragilidad de un ser humano es tapa de periódicos y revistas y noticia recurrente (real o ficticia) en todo tipo de medio de comunicación. “No soy un predicador – señaló Richards en aquella entrevista-, he estado allí y puedo transmitir mi experiencia”.

Por aquel entonces, tenía ya vasta experiencia en intentos de rehabilitación por su adicción al alcohol y otra variedad de drogas de grueso calibre. Su obra era ya una crónica del abismo en el que bordeaba su sensibilidad. Temas como “Rehab”, “You know I’m not good”, o el propio “Back to black” relataban su debatir entre la permanencia en un mundo que nunca pudo contenerla y la liberación de los fantasmas más densos que la atormentaban.

Entonces, una vez más, era una cuestión de tiempo. Con el corazón destrozado (una vez más) y una salud deteriorada por los diversos excesos que intensificaron las afecciones respiratorias que arrastraba desde su niñez, fue encontrada muerta el pasado sábado 23 de julio en su departamento londinense. Igual que otras leyendas del mundo del rock que siguieron la senda del viejo Johnson, como Brian Jones, Janis Joplin, Jimi Hendrix, Jim Morrison o Kurt Cobain, tenía 27 años.

Mucho se dijo en estos días sobre este letal destino que espera al doblar la esquina a toda persona que en esta vida encuentra en la música el bálsamo inasible para su atormentada alma. Pero más allá de las coincidencias y los finales lógicos que tambalear durante mucho tiempo sobre el borde del abismo puede acarrear, sigo creyendo que el problema no es la música, ni explorar la libertad y ser irreverente y vivir la vida con la intensidad inevitable que el abandono provoca. Tanto en el siglo XIX como en el siglo XX y en nuestro incipiente sigo XXI, el principal problema sigue siendo la cultura esta que nos determina, y que más allá de todas las respuestas que a través de los tiempos hemos inventado, incluso más allá de aquellas que hemos encontrado, no ha pasado de ser una letal encrucijada que guarda en todas sus posibilidades una lágrima seca en el negro rostro de la noche que habita en las almas de las personas que, permanentemente, no encuentran otra respuesta que volver a ella.

Back to black.

Simplemente nos dijimos adiós,

he muerto cien veces

tu vuelves a ella

y yo vuelvo a la oscuridad.

Adios Amy

Anuncios

~ por Editorial Ombligo del Mundo en 30 julio 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: