10 Preguntas a Ever Román, escritor paraguayo

En esta edición 83 del Río de Heráclito: “10 preguntas a Ever Román, escritor paraguayo”. Ever Román nació en 1981 en la ciudad de Mariscal Estigarribia, Chaco Paraguayo. En junio del año 2011 presentó “Osobuco” su último libro de cuentos en la capital porteña.

En esta edición una breve entrevista con 10 preguntas a este joven escritor paraguayo.

10 Preguntas a Ever Román, escritor paraguayo

 

Ever Román (nacido en 1981) escritor paraguayo. Fue uno de los integrantes del Club de Literatura de la Facultad de Filosofía que funcionó durante la década de los ’90 del siglo pasado en la Universidad Nacional. Redactor y corrector del Semanario Cultural El Yakaré, miembro fundador del Centro Cultural Alternativo Espacio Sajonia 21 que funcionó entre los años  1999 y 2002.

 Ha publicado cuentos en diversas antologías, entre ellas:  “Anales Urbanos” (Editorial Arandurâ 2007), Falsete (Barcoborracho, 2008), “Lluvia Negra” (Yiyi Jambo, 2009), “Asunción T mata” (Felicita Cartonera, 2009), . Así mismo, trabajos suyos han sido traducidos al alemán y publicados en la antología alemana “Neues vom Fluss, Junge Literatur aus Argentinien, Uruguay und Paraguay” (Lettretage, 2010).

El libro de cuentos “Osobuco”, editado por la editorial argentina Pánico el Pánico, es su primer libro de cuentos.

 Nacido en la ciudad de Mcal. Estigarribia (Chaco Paraguayo), vivió mucho tiempo en Luque y Asunción (Paraguay). Actualmente se encuentra estudiando cine en la capital porteña.

 Una noche de primavera del año pasado, compartimos pizza, vino y tabaco, en su departamento en las afueras de Baires junto a su compañera.  Charlamos sobre literatura y su último libro en la siguiente conversación:

  •  Ever, hace más de una década que escribís. ¿Qué te impulsa a escribir?

Cuando empecé a escribir, sabía por qué lo hice: escribir novelas de aventuras, al estilo de Julio Verne o Stevenson. Luego quise escribir libros de viajes, guías turísticas, ese tipo de cosas. Después quería ser Rimbaud, como todo el mundo. Finalmente este “por qué” se diluyó y en su lugar quedó la ausencia de un motivo, como un agujero, que temporariamente lo llena cualquier cosa: rabia, ganas de divertirme, impotencia, aburrimiento, amor por la disolución, cualquier cosa, o la nada misma, su vacío chupador. Creo que escribo a causa de este agujero.

  • ¿Cuál sería para vos la función social de la Literatura, si la tuviera?

Esto va fuera del arte, o al menos no apunta directamente a él. Trabajo dictando talleres literarios. Antes de esto, nunca pensé que la literatura pudiera tener una función social; ahora en cambio aventuro una respuesta, sin querer expresar una verdad. Creo que la palabra ha perdido el valor que se le daba antiguamente –ya nadie “da su palabra” como algo importante, como objeto de intercambio-, este efecto se da también en la comunicación cotidiana. Pues a su valor lo reemplazó, la volubilidad inherente a ellas, que las remite a una orfandad de significado. Si bien las palabras siguen cargando con un sentido, este es, como sabemos, vago y cambiante, múltiple, y es casi como que las palabras ya solo expresaran su oquedad, su ser de recipiente. Cuando empecé con los talleres, me di cuenta que la utilización lúdica de las palabras puede darle nuevamente un valor, en cierto sentido artesanal, de artefacto. Al trabajar esta cualidad de las palabras en solitario, escribiendo, quizá no se note mucho, o no le prestemos atención; pero al hacerlo socialmente, como en los talleres, lo que emerge es principalmente esto: la potencia del recipiente-palabra, del significante, y por lo mismo su permeabilidad a los sentidos, y esto creo que es un logro importantísimo. La literatura, nos hace observar nuevamente a las palabras en sus infinitas posibilidades y tomar conciencia de sus imposibilidades. En cierta manera, puede hacernos perder la inocencia ante ellas, nos abre los ojos.

  • Ya entrando en tema respecto a tu último libro de cuentos, Osobuco, además de la experiencia vivencial que está marcada en alguno de los cuentos ¿qué autores literarios podés mencionar como influencia en este libro?

Muchos, especialmente de corrientes literarias, que van desde el minimalismo al decadentismo, la novela romántica, e incluso el ensayo antropológico. Para dar nombres: Dostoyevski, Benjamin, Cassaccia, Carver, Pablo Palacio, Walser, Felisberto Hernández, Manuel Domínguez, Kafka, Mathieu Lindon y varios más.

  • Te confieso algo: de lejos, me parece que el cuento Osobuco es el más logrado del libro. En él no solo se relata el día final de un judío en Asunción, sino que hacés un breve análisis sociológico sobre la sociedad asuncena… ¿Te da cierta ventaja estar lejos de Asunción para hacer ese análisis? Me refiero a que la distancia ayuda a mirar mejor ¿Pensás que estando en Asunción igual te hubiera sido posible lograr ese análisis en ese cuento?

Ese cuento lo escribí gran parte en Asunción. Yo no soy de Asunción, así que siempre la miré como un extranjero, con ojos embobados. Es una ciudad fascinante. Asunción es una maquinaria inescrutable que crea estupendamente personajes frustrados, deprimidos, al borde de la desesperación, pero siempre al borde, no permite ir más allá.

  • En la entrevista publicada por la revista digital de análisis E’a antes del lanzamiento del libro decías que la sociedad asuncena te parecía un chiste, sin embargo en el cuento Osobuco, aparece como una tragedia de tinte apocalíptico. ¿Con cuál te quedás; con el chiste o con la tragedia bíblica que se pinta en el cuento? ¿Por qué?

Osobuco es literatura y no pretende ser un ensayo sociológico, solo juega con la posibilidad de serlo. La literatura permite ensayar cualquier cosa, incluso una interpretación, pero que por lo mismo le puede dar en el travesaño –por usar un cliché futbolístico- a las cosas “tal como son”. Digamos que escribí ese cuento como si contara un chiste justo antes del apocalipsis, pero decir eso es solo literatura. Tengo mis opiniones sobre Asunción, pero lo que aparece en el cuento es del cuento, no me permití recortarlo con mi yo, con mi razonamiento y sentimentalidad.

  • Si hoy fuese tu último día, el día del apocalipsis, conociéndote sé que leerías un libro, qué libro leerías ¿por qué?

Leería uno que todavía no leí, me gusta mucho leer cosas nuevas. No sé cuál agarraría, probablemente cualquier cosa, tengo pocos prejuicios con la lectura, aunque sí juicios.

  • Algunos cuentos tuyos fueron traducidos al alemán y editados allá en la patria de Goethe, cómo fue para que tu joven obra cruce el charco atlántico?

Me vino una invitación a mi correo de Timo Berger, el editor alemán de la antología que se editó en Berlín con cuentistas del Mercosur. El libro se llama “Neues vom Fluss” (“Noticias desde el río”, el de la Plata en este caso). Creo que los de Felicita Cartonera le pasaron mi nombre, leyó algunas cosas mías y al parecer le gustaron. Realmente no sé bien cómo se dio.

  • De la ciudad de Mariscal Estigarribia ubicada en el Chaco Paraguayo, pasaste luego a la ciudad de Luque, luego a Asunción, para posteriormente viajar a Baires, te quedás aquí o pensás seguir emigrando?

Me gustaría vivir en otros lugares más, espero que se dé pronto la posibilidad.

  • ¿Esperás algún tipo de reconocimiento de tu país natal o así como estás está bien? Me refiero a que a algunos autores de acá paraguayos participan en ferias  y  seminarios internacionales, siendo sus literaturas bastantes chotas, sin embargo autores como vos con una literatura joven y mucho más lograda permanecen en el underground literario paraguayo…

Parece una tontería, pero me gustaría que me inviten a dar una charla o algo así a Asunción, así aprovecho y veo a mi familia sin pagar el pasaje, que está carísimo…

  •  Por último, el lector asunceno cómo puede hacer para conseguir Osobuco?

Por ahora solo se vende en Buenos Aires, espero llevar a Asunción algunos ejemplares, pero hasta no ahora no se dio ningún contacto. Hay relatos míos en la Editorial Felicita cartonera, por cierto. Osobuco lo pueden conseguir escribiendo a la web de la editorial: http://www.panicoelpanico.com.ar/

Entrevista de Miguel Méndez

Clip de Ramstein

Anuncios

~ por Editorial Ombligo del Mundo en 9 marzo 2012.

2 comentarios to “10 Preguntas a Ever Román, escritor paraguayo”

  1. avanti! charlaremos este año seguro! hay planes en los planos de la menye hina:)

    • Me habian comentado de este joven escritor paraguayo, con muy buenos comentarios a cerca de su personalidad y su obra , pero aun no pude adquirirla porque soy de la Patagonia Argentina y tengo que viajar a BUE para eso…lo hago a menudo.Pronto ire para adquirirlas.Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: