La Asunción de Ayer

En esta edición 94 de El Rio de Heraclito estaremos hablando sobre  algunos de los puntos mas conocidos de la ciudad Asuncena. Mencionaremos sobre la historia de los mismos, la importancia que tienen y el valor cultural que poseen para la ciudad. Para finalizar el post dejaremos una filmación del hoy en día inexistente Mercado Guasu.

La Asunción de Ayer

Fuente: http://elparaguaydeayer.org

Jardín Botánico

La extensa propiedad conocida hoy en día como el Jardín Botánico de la ciudad de Asunción antiguamente era la casa de campo de Carlos Antonio López, presidente del Paraguay entre 1842 y 1862.

La “Casa López” fue construida por encargo del Presidente Carlos Antonio López, en la década de 1840, para constituir su casa de campo. Además de su valor histórico, la edificación es muy representativa de la época en que fue construida, en lo referente a los aspectos tecnológicos, arquitectónicos y decorativos, por lo que se encuentra registrada en el “Catálogo de Edificios y Sitios de Valor Urbanístico, Arquitectónico, Histórico y Artístico de la Ciudad de Asunción”, además de estar especialmente protegida por la Ley 946/82 “De Protección a los Bienes Culturales”.

En 1896, el estado incorporó a su patrimonio estos terrenos, hasta que en 1936 los transfirió a la Municipalidad de Asunción, su actual propietaria.

El jardín se creó, como tal, en 1919, siendo sus fundadores los científicos alemanes Carlos Friebig y Ana Gertz. El zoológico también fue creado, con posterioridad, por los mismos científicos, con un criterio muy avanzado para la época, al concebir la vida de los animales en un entorno lo más parecido posible a su hábitat natural. El jardín botánico fue adquirido en 1947 por la Municipalidad de Asunción.

Palacio de los López

Francisco Solano López a mediados del siglo XIX recibe a modo de herencia, por parte de su padrino de bautizmo Lázaro Rojas, el predio donde está asentado el palacio. Tras su célebre viaje por Europa, Francisco contrató a varios arquitectos, ingenieros y técnicos que ayudaron a desarrollar obras de progreso en el país; una de las obras más emblemáticas que se realizaron durante ese tiempo, fue la construcción de la residencia particular de Francisco Solano López. La construcción, planificada por el húngaro Francisco Wisner, se inició dirigida por el arquitecto inglés Alonso Taylor en 1857.

Los materiales para la construcción del palacio venían de varios lugares del interior del país, piedras de las canteras de Emboscada y Altos, maderas y odrajes de Ñeembucú y Yaguarón, ladrillos de Tacumbú, piezas de hierro fundidas en Ybycuí, etc.

Diversos artistas europeos vinieron al Paraguay para encargarse de la decoración del edificio. Artistas como el ingeniero inglés Owen Mognihan que se encargó de esculpir las figuras necesarias para crear un ambiente palaciego, el italiano Andrés Antonini que llegó al Paraguay exclusivamente para diseñar y establecer la escalera de mármol del Palacio que comunica a la segunda planta, el pintor Julio Monet, francés, que pintó el cielo raso con decoraciones florales y figuras.

Para 1867, época de la Guerra de la Triple Alianza, el Palacio de los López estaba casi terminado, aunque faltaban detalles de acabado para su conclusión. La ornamentación era de estatuillas de bronce y muebles importados de París, y grandes y decorados espejos para los salones del Palacio.

El estallido de la Guerra de la Triple Alianza obligó a Francisco Solano López a mudarse de la capital a los campos de batallas, en Ñeembucú.  En 1869 la escuadra brasilera-argentina bombardea el Palacio, lo que provoca graves daños en él; una vez desembarcadas las fuerzas aliadas, los soldados argentinos y brasileros no dudaron en saquear el Palacio de los López, cuyos ornamentos, estatuillas, espejos, mueblos y muchas cosas más fueron confiscadas y llevadas a Brasil. Durante los siete años que los aliados ocuparon Asunción, el Palacio sirvió como cuartel de las fuerzas brasileras. Después de que estas lo abandonaron, el edificio quedó en estado de abandono.

Plaza Uruguaya

Originalmente llamada plaza San Francisco, el director de Planificación de la Municipalidad de Asunción, Jorge Rubiani, relata que desde 1885 la plaza Uruguaya pasó a llamarse así en homenaje a la devolución de los trofeos de la Triple Alianza por parte del Gobierno uruguayo del general Máximo Santos.

Según el historiador Hérib Caballero, El 31 de mayo de 1885, llegó a Asunción una delegación uruguaya a bordo de dos cañoneras que trasportaban los trofeos de la Guerra Grande. Ese día, por medio de un decreto, se declaró un feriado nacional para que la gente asista a la celebración. De los países que conformaron la Triple Alianza, Uruguay fue el primero en devolver los trofeos de guerra y condonar la deuda de Paraguay.

Para Rubiani, era una demanda emotiva responder al gesto uruguayo de la única manera que se podía en aquel entonces, poniéndole el nombre de algo significativo de Uruguay a sus calles o plazas. “En ese momento nació un sentimiento de mutuo afecto entre Paraguay y Uruguay que se mantiene firme hasta la actualidad”, explica Rubiani. El afecto entre ambas naciones, según el director de Planificaciones, motivó a que delegaciones uruguayas llegaran al Paraguay en varias ocasiones para rendir culto a José Gervasio Artigas, héroe nacional del Uruguay, y al pueblo paraguayo.

La Plaza Uruguaya fue -y sigue siendo- el escenario de muchos acontecimientos. Entre ellos se cuenta el ensayo del batallón 40 para la Guerra Grande, el fusilamiento de los hermanos Decoud, la marcha el del 23 de octubre de 1931 de los estudiantes del CNC . Hasta el lugar es el punto de encuentro y referencia importante para salir a manifestarse.

Clip: Mercado Guasu. Año 1936

El mercado Guasu representó un lugar emblemático y popular donde se concentraban personas de todos los sectores, allí se realizaban actividades culturales diversas y los comerciantes ofrecían sus mercancías. A continuación les dejamos un clip filmado por una ciudadana estadounidense del Mercado Guasu en el año 1936.

Anuncios

~ por Editorial Ombligo del Mundo en 3 junio 2012.

2 comentarios to “La Asunción de Ayer”

  1. Muy buena la información, sobre todo la filmación, de gran impacto tanto intelectual como emotivo. Sería interesante referenciar los escritos previos sobre las arquitecturas de los López y la Plaza Uruguaya. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: