La representación en crisis

En esta edición 95 de el Río de Heraclito posteamos un artículo de Natalio Ruiz, en el cual nos habla sobre la crisis de representación política  actual en el Paraguay. Imagenes de Luis Vera.

La representación en crisis

Imagenes: Luis Vera

Texto: Natalio Ruiz

1. “El concepto de representación es engorroso porque promete presentar una idea o un objeto irremediablemente ausente”… Estas líneas sacadas de un librito –que alguien por ahí me dio en estos días de plaza– están vinculadas con el campo de las artes. Y es que…

2. La política en perspectiva global y milenaria, antes de ser ciencia fue arte, el arte del buen gobierno en las ciudades del oriente asiático. La sistematización de sus estructuras, técnicas, lógicas, procesos y modos hizo posible su estudio como ciencia en la antigua Grecia esclavista.

3. En Paraguay, los que estudiamos y tratamos de abordar la política desde sustentos teóricos venidos de aquellas tradiciones científicas  y artísticas, encontramos en los discursos de parte de sus actores (líderes partidarios, senadores, diputados y funcionarios) una total ausencia de lógicas científicas que se articulen en forma coherente en un lenguaje político, por un lado. Y por el otro…

4. La política en Paraguay tampoco es un arte, pues no está guiada por lógicas que intentan una armonía interna entre los componentes de un sistema que emerge como bello y placentero a los sentidos. Definitivamente la política en Paraguay no es arte. Es grotesco el sistema emergente. No existe armonía entre sus partes. Las desigualdades sociales para nada se acercan a la noción de belleza y placer que nos pudieran dar nuestros sentidos.

5. Entonces, ¿qué es la política para sus actores en Paraguay? ¿Desde cuál disciplina/ciencia/tradición humana enunciar esta crisis de representación para que la puedan entender todos los actores?

6. La política para parte de sus actores (líderes partidarios, senadores, diputados y funcionarios) es un partido de fútbol. Tal concepción emerge de escuchar las sesiones del congreso nacional por radio y tevé… Da pena escuchar a senadores iletrados con lógicas futboleras evocar a Sartori y otros estudiosos de la ciencia política. La dificultad de entender la política como un sistema deportivo radica en que esta concepción no contempla la cooperación (ganar – ganar) como técnica para el desarrollo del sistema, sino la simple competencia (ganar – perder). Además de ser un marco poco propicio para entender la participación protagonista de los diferentes sectores de la ciudadanía en política. En la política (entendida tanto como arte y ciencia), toda la sociedad debe formar parte de las decisiones, los logros y las metas. En el futbol: 22 juegan y el resto mira. Esta concepción futbolera de la política no es la que tiene la amplia mayoría de la sociedad paraguaya, que de manera más lógica que sus representantes articula un discurso claro y coherente sobre las necesidades de la sociedad paraguaya. Y de manera pacífica logra construir consensos en la diversidad para expresar en las calles la ausencia de representación entre sus intereses como ciudadanía y los intereses de los congresistas (diputados y senadores), representantes políticos de ella.

7. La política para el resto de la sociedad paraguaya. Aunque expresada muchas veces con epítetos hacia los que la representan, en sus discursos –la ciudadanía– articula lógicamente las necesidades para la convivencia pacífica dentro del sistema político democrático actual en el territorio de la República: mejoras en el sistema de elección de representantes y democracia protagonista, entre los puntos más destacados. Las últimas manifestaciones ciudadanas en frente al congreso y en diferentes ciudades del interior, en contra del aumento sideral al Tribunal de Justicia Electoral y a favor del desbloqueo de las listas sábanas, se unen a otros reclamos que hace décadas otros sectores de la ciudadanía paraguaya vienen exigiendo de sus representantes: reforma agraria, redistribución de la riqueza, soberanía alimentaria y otros más en los cuales la ciudadanía no se ve representada por el congreso. Estas manifestaciones alzan la voz del principal de los actores de la política (tanto en perspectiva global como local): la ciudadanía. Lo bello de los reclamos y deseos del Paraguay soñado por los ciudadanos y las ciudadanas es sustentado con teoría de intelectuales y universitarios que adscriben a concepciones de la política diferentes de la futbolera de los congresistas. Esto está claro. Quiero expresar con esto que aunque sus formas no estén pulidas, los reclamos ciudadanos comparten nociones científicas y artísticas de la política, tendientes al buen vivir como construcción colectiva de todos los actores de la sociedad; mucho más claros que la noción futbolera que tienen de la política sus representantes.

8. Volviendo a una de las preguntas de este ensayo ¿Desde cuál disciplina/ciencia/tradición humana enunciar esta crisis de representación para que la puedan entender todos los actores? Pienso que la literatura nos podría brindar una ayuda, y se justifica en cuanto expresión artística humana.

9. Como en la novela “El retrato de Dorian Gray”, la situación planteada por esta crisis alude a una dicotomía entre el sujeto representado y la representación de éste. Mientras que en la obra de Oscar Wilde, el sujeto permanece joven, la imagen de su retrato envejece. La situación es similar a la planteada por esta crisis. Mientras que la ciudadanía lleva postergados reclamos históricos congelados en el tiempo, su retrato, su imagen, su modo de representación (el congreso) ya está viejo, y es percibido como deteriorado en el tiempo, en cuanto órgano de representación de los intereses de la sociedad paraguaya.

10. El órgano de representación ya no representa a la ciudadanía. Al sumar las últimas manifestaciones de ciudadanos de clase media alta (la “chetada”, en palabras del cantante del grupo de rock paraguayo Villagrán Bolaños), a las manifestaciones anteriores de sectores invisibilizados por los medios de prensa, campesinos, estudiantes, indígenas y trabajadores, se terminó de desdibujar el retrato de “órgano de representación de los intereses ciudadanos” que tiene el Congreso dentro del imaginario político paraguayo y se hizo consciente en individuos de todas las clases sociales (altas, medias y bajas) la ausencia de representación política para todas ellas.

11. ¿Qué queda a partir de ahora? No lo sé… La resquebrajadura de la representación política llama a la acción protagonista de manera colectiva de toda la ciudadanía. En ciencias políticas, construcción y deconstrucción son acciones que van de la mano y en el arte estos procesos abordados en forma colectiva siempre son bienvenidos.

After Office Revolucionario

La manifestación nació en la red social Facebook, donde los usuarios escriben: “Escrache a los parlamentarios que aprobaron la ampliación de G. 150.000 millones de guaraníes para la contratación de 9.000 operadores políticos del Tribunal Superior de Justicia Electoral.”.

Anuncios

~ por Editorial Ombligo del Mundo en 10 junio 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: